Pez Angel

Valora este artículo
(1 Voto)

Pez AngelFamoso entre los acuarófilos, su merecida popularidad se debe a la facilidad con la que se adapta al cautiverio.

Popularmente se le conoce como escalar, escalare o pez ángel, sin confundirlo con la familia Pomacanthidae, los peces ángel marinos. Es un pez tropical de agua dulce, con un cuerpo discoidal aplastado, del que parten sus amplias aletas dorsal y anal como dos anchas velas de barco.

Las aletas abdominales también están muy desarrolladas hasta el punto de que parecen dos largos radios espinosos.

Tiene un original diseño de bandas oscuras sobre un fondo plateado que le hacen parecer pequeñas flechas indicadoras que avanzan lentamente. En algún momento de su marcha puede sorprendernos por su capacidad de nadar hacia atrás.

El pez escalar es un pez territorial, sin embargo a menudo se suele mantener en conjunto con goldfish y otras especies de agua fría, y esto resulta perjudicial ya que el escalar es un pez tropical de temperaturas más cálidas que el goldfish, por lo tanto la salud y bienestar de las dos especies se ve afectada por este factor. Además el temperamento del escalar es más gregario y tiende a atacar a otros peces si se invade su territorio.

No es recomendable mantenerlo con tetras (incluidos los populares neones) debido principalmente a que el pez escalar, en su fase adulta, podría devorar a cualquier alimento que quepa en su boca, incluidos peces y pequeños crustáceos. De todos modos, no se equivoque, las especies no tienen por qué ser agresivas para llegar a engullirse a un compañero; a veces, sólo se trata de una confusión con el alimento.

Su dieta se basa fundamentalmente en alimento desecado y vivo, y por supuesto lo que más les gusta es la dieta fresca. Su pasión son los pequeños crustáceos, los insectos y los gusanos, sobre todo las dafnias y el tubifex.

Cuidados

Pez AngelSon muy sensibles a los cambios de temperatura, lo que los hace proclives a contraer la infección conocida como “putrefacción de las aletas”. Si el borde  de estas se engrosa y se torna blanquecino es recomendable acudir de inmediato al especialista antes de que las bacterias acaben mutilándolo.

Otra dolencia de la especie es el parasitismo por nematodos, pequeños gusanos que se instalan en el intestino y provocan inflamaciones y necrosis de órganos. Los peces con este problema no crecen normalmente, viven inapetentes y mueren repentinamente, sin embargo la infestación de estos parásitos suele darse en el hábitat natural de la especie por lo que solo hay que estar atentos a los recién llegados al acuario, los veteranos que no hayan mostrado síntomas están fuera de peligro.

Pueden llegar a vivir aproximadamente de 5 a 8 años y medir hasta 15 cm de longitud.

Reproducción

Los individuos se escalonan de acuerdo con su nivel de dominancia. El escalar más grande y saludable suele ser el pez dominante que compite por los espacios, por la comida y por la pareja. Se enfrentan con las aletas muy abiertas, aumentando las peleas en intensidad en la época de reproducción.

La preferencia sexual de las hembras depende de la agresividad o sumisión de los machos. Los machos más grandes, más agresivos y con experiencia previa obtienen nuevas oportunidades de apareamiento, mientras que los machos sumisos son rechazados.

Las parejas de pez Angel podrían considerarse monógamas, pues se mantienen unidas al menos durante el ciclo reproductivo, en condiciones semi-natuales se han observado parejas que se mantienen juntas después de tres ciclos de apareamiento, bajo condiciones experimentales, las parejas cambian de compañero después de cada ciclo de cría.

En algún momento de su idilio, la hembra comenzará a poner sus huevos sobre una hoja grande o sobre una superficie plana y lisa. Luego el macho los fertilizará. Suelen depositar más de 200 huevos; si son pequeñas, alrededor de 150. Algunos ejemplares muy desarrollados pueden desovar hasta 350 huevos.

Pez AngelLa eclosión de los huevos ocurrirá a las 48 horas de puestos y fertilizados, ambos padres participarán de su cuidado. Cuando “nacen” tiene una glándula en la cabeza que hace que peguen a donde los pongan sus padres. Los padres los pueden ir moviendo poco a poco de lugar en el acuario, hasta que encuentren un “nido” apropiado. A los 4 o 5 días después de haber “nacido” empiezan a nadar libremente en el acuario. Los padres los trataran de mantener unidos, si por alguna razón algunos se alejan demasiado, los padres los tragaran y escupirán de vuelta para que se mantengan en un cardumen compacto.

Cuando a los padres ya no les interese mantenerlos juntos, se debe retirar a los padres o a las crías del tanque si ve que hay probabilidades que se los coman. Se les debe alimentar con Artemia salina recién eclosionada o preparados para crías de alimento seco fácilmente adquiribles en tiendas de mascotas.

Fuentes: wikipedia.org, pezangel.com
Visto 969 veces

Ultimas revistas

Afiches para descarga

En Línea

Tenemos 34 visitantes y ningun miembro en Línea

Descarga Gratis

Manual de Primeros Auxilios para Mascotas

Suscríbete al Boletín

¿Quieres estar al día?

* Requerido
 

Lo más reciente

Lo más leído

Twitter

Nuestro Facebook