Problemas oculares en las aves

Valora este artículo
(1 Voto)

Existen diversos padecimientos y enfermedades que pueden afectar a las aves en cautiverio, si estas viven solas, no suele representar un mayor problema para su supervivencia, pero si viven en grupo si puede afectar su capacidad de competir por el alimento y el agua y por su posición en la escala social dentro del aviario. En cualquier caso nadie quiere tener un ave enferma que puede estar sufriendo, así que lo mejor ante cualquier sospecha es acudir al médico veterinario de confianza. Aquí les nombramos algunos de los padecimientos más comunes para que pueda reconocerlos.

AveAmoníaco

Los gases de amoniaco (NH3) son los causantes más importantes de las irritaciones oculares en la producción animal. Este gas causa una irritación grave en las membranas conjuntivas, encargadas de delimitar los párpados, así como en la superficie blanca de los ojos, en los senos y en la tráquea. Las aves afectadas tienen los párpados hinchados y enrojecidos, y evitan la luz porque les hace daño. Si los altos niveles de amoníaco persisten, la córnea, en su parte más frontal del globo ocular, puede llegar a ulcerarse y pueden quedarse ciegos. Estos gases se producen cuando el ácido úrico del estiércol de las aves se combina con el agua formándose un ambiente apropiado para el crecimiento de bacterias, por supuesto con mantener limpia la jaula puede evitarse este problema. 

Viruela aviar

Es una enfermedad vírica que afecta a muchas especies de aves. Aunque afecta principalmente a pollos y pavos, hay que señalar que la viruela de la paloma afecta a las palomas, pollos, pavos, patos, y gansos. La del canario es capaz de infectar a canarios, pollos, gorriones y, probablemente, a otras especies. Se caracteriza por las erupciones que produce en las áreas no cubiertas por las plumas del ave (cabeza, patas, barbas, etc.). Si las lesiones están situadas alrededor de los ojos, es posible que produzcan una inflamación que puede causar el deterioro de la vista y ceguera en los casos muy severos. Generalmente, el globo ocular no se ve afectado y una vez que las lesiones desaparecen, recuperan la vista.

Bacterias, hongos e infecciones respiratorias

Un buen número de infecciones bacteriológicas pueden ocasionar lesiones en los ojos. Las salmonellas y, particularmente, la Salmonella typhimurium y Salmonella arizonae, se conocen por ocasionar severas conjuntivitis purulentas y oftalmitis, además de ceguera. 

En cuanto a los hongos, decir que éstos crecen fácilmente sobre diversas y diferentes materias. Uno muy común es el Aspergillus, considerado comúnmente como un agente patógeno de las vías respiratorias. No obstante, también puede penetrar al cerebro y al ojo. Cuando lo hace a través de este último, desarrolla unas placas amarillas, las cuales se pueden encontrar debajo del párpado. El ojo sufre una inflamación y pueden producirse lesiones graves.

Un buen número de enfermedades respiratorias pueden ocasionar una conjuntivitis, incluyendo a las laringotraqueítis, bronquitis infecciosa, clamidiosis, y micoplasmosis. Estas infecciones no dañan el ojo directamente, pero ocasionan molestias a las aves, obligándolas a frotarse y arañarse los párpados. La lesión permanente del ojo por estas condiciones es rara. Sin embargo, puede desarrollarse una sinusitis, ocasionando la inflamación del seno situado debajo del párpado y aumentando el malestar del ave.

aveLa nutrición es fundamental

Las deficiencias de ciertas vitaminas, tales como la vitamina A y la vitamina E, pueden derivar en lesiones para el ojo. La primera es necesaria para la producción de pigmento visual para la retina y para el mantenimiento del revestimiento de los conductos del lagrimal, mientras que la segunda es necesaria para el mantenimiento de la proteína de la lente del embrión en desarrollo. La Vitamina E pasa desde la madre al huevo. Si la reproductora recibe cantidades inadecuadas de la misma en la dieta, el embrión sufrirá una deficiencia, por lo que las cataratas y la ceguera final son muy posibles. 

Igualmente, debemos procurar disponer de un sistema de iluminación artificial adecuado, además de prestar atención en todo momento a que la jaula y los complementos colocados en su interior sean seguros para que no tengan lugar accidentes. Por otra parte, si tenemos un aviario, habrá que estar atento a que no se produzcan peleas.

Fuente: http://mascotas.facilisimo.com
Visto 1325 veces

Ultimas revistas

Afiches para descarga

En Línea

Tenemos 15 visitantes y ningun miembro en Línea

Descarga Gratis

Manual de Primeros Auxilios para Mascotas

Suscríbete al Boletín

¿Quieres estar al día?

* Requerido
 

Lo más reciente

Lo más leído

Twitter

Nuestro Facebook