Aprende a leer el lenguaje corporal del perro

Valora este artículo
(4 votos)

Debido a que los perros no pueden hablar, ellos deben usar el lenguaje del cuerpo para hacernos saber lo que sienten.  Son sus expresiones y la forma en que mueven su cuerpo la clave para entender su lenguaje.  La mayoría de quienes comparten su vida con un perro creen conocerlo perfectamente y dicen  saber cuando está asustado, enojado, alegre, triste, con hambre, con sueño. ¡Lamentablemente no es así! Veamos:

Señales que nos indican que el perro esta incómodo

Cuando el perro CIERRA LA BOCA te está indicando que no está cómodo y que debe prestar atención a lo que ocurre a su alrededor. Lo normal es que ande con una sonrisa en su cara, es decir, con la boca abierta mostrando su lengua y ojos alegres.

Si el perro VOLTEA LA CARA  cuando le van a abrazar o quieren interactuar con él, significa que en ese momento no se siente a gusto con la situación. Cuando el perro se LAME LOS LABIOS, es una clara señal de inconformidad y exige que la persona lo deje tranquilo.

Si el perro BOSTEZA, no significa que tiene hambre o sueño, es una clara señal de stress o tensión para el perro, no le gusta lo que está pasando. Cuando el perro se SACUDE FUERTEMETE, sin haberse mojado, te está indicando que acaba de pasar por una situación estresante para él.

Si en los Ojos de tu perro puedes ver  UNA MEDIA LUNA, esta producto de tensión facial, el perro está estresado  debes averigua que lo está ocasionando.

Una señal que no es tan visible, pero que igual debes estar atento es a los cambios en la respiración, cuando el perro se enfrenta a una situación de estrés SOSTIENE LA RESPIRACION.

Señales para reconocer a un perro sumiso

Las orejas bajas, posiblemente completamente planas, labios ligeramente levantados sin mostrar los dientes, ojos un poco alargados, parpadeantes, frente aplanada, cuerpo encorvado, cola baja y algunas veces metida totalmente entre las patas son actitudes de sumisión, inferioridad o inseguridad en los perros.

Existen dos tipos de sumisión: la SUMISIÓN ACTIVA donde el perro activamente trata de pacificar a su adversario, lame la cara del otro perro, lo empuja suavemente con la trompa, y la SUMISIÓN PASIVA cuando los perros se acuestan patas arriba, mostrando la panza y dejando que el oponente les huela y finalmente los lama.

La sumisión se aprende aproximadamente en la quinta semana de vida del cachorro. La madre y eventualmente el padre enseñan al cachorro estos mecanismos. En la naturaleza, la mayoría de los miembros de la manada participa en la socialización de los más cachorros enseñándoles lo que nosotros podríamos llamar: el ABC del lenguaje canino.

Señales de un perro mordedor

Algunos perros muerden por miedo, otros perros muerden para expresar su dominancia, para defender un juguete, su comida, su territorio, su manada o simplemente para mostrar su fuerza.

Un perro dominante mira fijamente a su oponente, mueve su cola con rigidez, la mantiene en alto, sus orejas están hacia adelante y el pelo de su lomo también se eriza.

El perro mordedor, muestra sus dientes, tira dentelladas al aire y gruñe. Todas estas señales, juntas o por separado, deben ser tomadas en cuenta para evitar ser mordido.

Cuando consigas un perro que te muestre estas señales debes obedecerle, pues en su idioma te está advirtiendo que si te acercas estarás en problemas.  Es igual a un policía que con su arma alzada te dice: “Alto o disparo”.

Carlos Betancourt, CPDT-KA, CTDI, CDL, AC
El hombre que escucha a los perros®
@escuchaatuperro
www.elhombrequeescuchaalosperros.com

Visto 2188 veces

Ultimas revistas

Afiches para descarga

En Línea

Tenemos 88 visitantes y ningun miembro en Línea

Descarga Gratis

Manual de Primeros Auxilios para Mascotas

Suscríbete al Boletín

¿Quieres estar al día?

* Requerido
 

Lo más reciente

Lo más leído

Twitter

Nuestro Facebook