Siamés

Valora este artículo
(1 Voto)

El gato Siamés procede del antiguo Siam (Tailandia) donde eran venerados en los templos y muy populares en la nobleza. En los primeros tiempos fue conocido con el nombre de Gato Real Sagrado o de Templo de Siam.

En siglos pasados dentro de la tumba del Rey se colocaba un gato Siamés, cuando este salía por un orificio hecho en la tumba, se decía que el alma del monarca había entrado en el gato. Luego se llevaba el gato a la coronación del nuevo rey, con el objetivo que el rey anterior pudiera presenciar la ceremonia.

SiamesSe decía que sólo la nobleza o los templos podían tener estos gatos, no se permitía su exportación a menos que se tratara de un obsequio especial para un dignatario extranjero. Sin embargo esto parece no ser del todo cierto pues si bien eran muy apreciados por la nobleza, ésta no tenía su monopolio. Las personas que viajaban a Siam en la década de 1930 referían que muchos habitantes, incluso extranjeros, tenían Siameses como mascotas.

Se cuenta que los primeros Siameses que llegaron a Gran Bretaña en 1884 fueron una pareja de gatos regalo del rey Chulalongkorn (Rama V gobernó en Siam desde 1869 hasta 1910), para el vicecónsul británico Edward B. Gould, otras historias dicen que no fueron regalos si no que fueron comprados por el hermano del vicecónsul y llevados a Inglaterra, en todo caso se exhibieron por primera vez en la exposición del Crystal Palace de 1885, donde uno de ellos obtuvo el galardón al Mejor de la Exposición. Desde 1950, fue ganando protagonismo siendo el elegido de criadores y jueces en exposiciones felinas.

Muchas razas actuales se crearon, en mayor o menor medida, mediante cruces con el Siamés. El Ragdoll, el Sagrado de Birmania, el Mandarín, el Tonkinés, el Bombay, el Ocicat, el Snowshoe y el Balinés son ejemplos de tales razas.

Siamés tradicional o Thai

Gato Siames Thai

El Siamés tradicional o Thai mantiene el tipo del Siamés antiguo o ancestral, que dio origen al Siamés moderno. Si bien comparte algunas características con el Siamés moderno (por ejemplo, los colores) se diferencia por sus formas redondeadas. El Thai presenta un cuerpo más compacto y redondo, cabeza con mejillas llenas y redondeadas, hocico más corto, orejas de inserción alta pero no enormes, ojos alargados (menos orientales) celestes o azules, cola más corta a mediana y generalmente con punta más redondeada y más gruesa. La cabeza es bellamente redondeada, y de aquí el otro apelativo que recibe este tipo: cabeza en forma de manzana.

La capa del Thai es mucho más densa y áspera, con una subcapa lanosa sobre la que se encuentran unos pelos de guarda más ásperos y se combinan para dar lugar a un excelente pelaje resistente a las condiciones climáticas. Los colores aceptados son los mismos que para el Siamés moderno.
Hoy en día varias organiza-ciones felinas internacionales reconocen al Siamés tradicional como una raza aparte y, en consecuencia, con un estándar propio y diferente al del Siamés moderno.

Carácter

Es extremamente inteligente y muy afectuoso, algo que suele demostrar con frecuencia a sus amos. Son muy fieles, aunque no sometidos, cuando están en situaciones que no son de su agrado muestran su descontento de forma palpable. La convivencia con un gato de esta especie implica acostumbrarse a sus maullidos pues se le considera un gato “conversador”, además de que en época de celo pueden resultar abrumadores.

Son muy curiosos, aunque este es un rasgo común de los gatos, en los Siameses está más acentuado, les encantará investigar todos los cambios en su entorno.

Gato Siames
Muy ágil y de buena musculatura, es hiperactivo, le encanta saltar y correr por la casa. Es muy sensible y también nervioso. Posee una gran personalidad, además de poseer un humor inagotable, es bastante celoso y muy exigente. Su maullido, es característico de esta raza, ya que es muy ronco.

Es conocido como el “gato-perro” pues le encanta interactuar con las personas y correrá tras el primer bollito de papel que se le tire, y lo traerá a nuestras manos, esperando que le sea lanzado nuevamente.

También le gusta vocalizar para comunicarse con las personas por esto se le llama “conversador”.

Le encanta pasear y aprende todo con facilidad.

No le gusta la soledad por lo que no es indicado para personas que se ausenten mucho de su casa.

Gato SiamesCuidados

Al ser un gato de pelo corto, no necesita excesivos cuidados, pero es imprescindible que se le brinde una correcta alimentación, así como un adecuado programa de salud, con sus correspondientes vacunas una vez al año, para prevenir enfermedades importantes como la peritonitis infecciosa o la leucemia felina.

Para su higiene, un cepillado cada dos o tres días y un baño ocasional con champú para gatos, más su posterior secado será más que suficiente. Para los oídos usar una gasa humedecida en agua tibia o productos para limpiar orejas. Los ojos, lo mejor es limpiarlos con toallitas húmedas, que ya vienen para este fin.

La alimentación del gato siamés, como la de cualquier otro gato, debe de ser equilibrada, la mejor opción es la comida seca, rica en proteínas, necesarias para su mantenimiento. Es necesario que disponga libremente de agua y que su comedero y bebedero, se encuentren bien limpios, ya que no se sentirá a gusto si estos despiden algún tipo de olor o aroma raro.

Tiene tendencia al estrabismo (dependiendo del ejemplar) por lo que es prudente estar pendiente de sus ojos.

Gato SiamesEstandar

El estándar del Siamés moderno indica un cuerpo elegante, esbelto, estilizado, flexible y bien musculoso, con un esquema de color denominado pointed y en otros casos, colourpoint.

Tipo: elegante

Cabeza: de tamaño medio, triangular, bien proporcionada, cráneo de perfil ligeramente convexo, hocico fino, nariz larga y recta sin depresión nasofrontal; orejas grandes, puntiagudas y separadas

Ojos: medianos, almendrados, ligeramente oblicuos; de un color azul luminoso y profundo

Cuerpo: mediano, alargado, esbelto, elegante, osamenta fina y musculatura firme

Cola: larga, estrecha en la base, se afina hacia la punta

Pelaje: corto, fino, sedoso, liso, apretado, pelusa prácticamente inexistente

Colores: capa pigmentada en las partes distales del cuerpo (points): cara, orejas, patas y cola, el resto del cuerpo es más claro. Variantes: blanco; solid points o tabby points en colores seal, azul, chocolate, lila, rojo, crema, canela, fawn y variantes tortuga.

Visto 3620 veces
Más en esta categoría: « Bombay Gato Persa »

Ultimas revistas

Afiches para descarga

En Línea

Tenemos 22 visitantes y ningun miembro en Línea

Descarga Gratis

Manual de Primeros Auxilios para Mascotas

Suscríbete al Boletín

¿Quieres estar al día?

* Requerido
 

Lo más reciente

Lo más leído

Twitter

Nuestro Facebook