Imprimir esta página

De paseo con su perro

Valora este artículo
(1 Voto)

Los viajes representan la oportunidad de un descanso, aventura o paseo que puede verse empañado por una mascota que detesta trasladarse en carro.

Temblores de patas, mareos y aullidos o maullidos de angustia, anteceden a cualquier viaje, en ocasiones hay que acudir a la sedación de la mascota para poder siquiera subirla al carro. Muchas veces estas conductas están asociadas al hecho de que esta sólo sube al vehículo para ir al médico veterinario, que le clava agujas (vacunas, medicinas), o malas experiencias en viajes anteriores. Otras mascotas parece que nacieron para viajar en carro, nada más la posibilidad de hacer un viaje y ya brincan emocionadas por toda la casa.

Lo mejor para un viaje cómodo es prepararse con tiempo.

De viaje con su perro

1.- Acostumbre al perro a estar dentro del carro, con el motor en marcha pero sin moverse. Use algún juguete o un hueso para que se entretenga dentro del carro y no se dé cuenta de lo que sucede alrededor. Por razones de seguridad los perros deberían viajar en el asiento trasero del carro.

2.- Los primeros paseos deben ser cortos. Es bueno que esos primeros paseos sean en brazos de algún miembro de la familia que le hable de forma tranquilizadora y le inspire confianza.

3.- Una vez se acostumbre al ruido y movimiento del carro, se le pasa al kennel y otra vez se le ofrece algo con que entretenerse, esos primeros paseos en el kennel deberían ser cortos. Si no piensa usar kennel, en el mercado existen cinturones de seguridad especiales para mascotas que se acoplan al asiento del carro, lo cual es ideal para la seguridad del animalito.

4.- Es conveniente que el animal viaje en ayunas, hasta que se acostumbre completa-mente a los viajes, (sin comer unas 3 horas antes), de esta forma se podrá evitar que vomite. Es preferible que pase un poco de hambre y que coma al llegar al sitio, y no que ir en carro es marearse y vomitar.

Consejos finales

Si pese a todas sus previsiones, su perro o gato se marea en el carro, solicite a su médico veterinario algún medicamento para el mareo o los vómitos, estos pueden variar dependiendo del tamaño y especie de su mascota. Y si el viaje es largo y definitivamente su mascota no se hace a la idea de los traslados en carro, pueden suministrarle algún sedante suave, recetado por su veterinario que sabe cuál es el que le conviene y la dosis correspondiente a su edad y peso. Nunca lo auto medique.

Finalmente ubique algún médico veterinario cerca de la zona donde vaya a pasar sus vacaciones, siempre es posible que se presente alguna emergencia y es mejor saber de antemano donde puede acudir, que estar dando tumbos de aquí para allá con un animal en problemas.

Una buena preparación ayudará a su mascota a asumir los viajes como algo placentero y divertido haciendo que la familia puede disfrutar de viajes más tranquilos.

Visto 2489 veces