Párasitos peligrosos para los perros

Valora este artículo
(1 Voto)

La Dirofilariasis canina

Es una enfermedad parasitaria, de curso generalmente crónico. Sus formas adultas se alojan principalmente en las arterias pulmonares y corazón. Al alcanzar la madurez se depositan las microfilarias en la sangre, estas pueden sobrevivir hasta dos años, y puede haber transmisión transplacentaria, encontrándose microfilarias en los cachorros recién nacidos. Los parásitos adultos viven principalmente en las arterias pulmonares, donde su presencia incita la formación de lesiones vasculares que desencadenan hipertensión pulmonar. A medida que se incrementa el número de gusanos, algunos migran hacia y dentro del corazón.

Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es un trastorno transmitido por las garrapatas que pueden contraer tanto personas como los perros y los gatos. Esta enfermedad es causada por la bacteria Borrelia, que transmiten las garrapatas. Puede provocar los siguientes síntomas en los animales: dolor o rigidez muscular y articular, cansancio, fiebre, pérdida de apetito, colapso repentino (a veces).

Ehrlichiosis Canin

Los síntomas más importantes son la fiebre, pérdida de peso, apatía y anorexia. Puede desembocar en una anemia considerable y tromboci-topenia (disminución de plaquetas en el torrente sanguíneo por debajo de los niveles normales). Otros síntomas pueden ser problemas respiratorios por pulmonía, y a veces problemas motrices, en especial parálisis temporales.

Anaplasmosis

Da los siguientes síntomas en su mascota: fiebre, decaimiento, sangramientos de nariz, de encías, hematomas en la piel, ganglios palpables e incluso compromiso de sistema nervioso central que puede significar la muerte.

En Latino América el clima favorece la actividad de los zancudos y garrapatas todo el año, parásitos que transmiten, entre otras enfermedades, aquellas producidas por:

Dirofilaria immitis, agente causal de la dirofilariasis canina y felina y transmitida por zancudos. Borrelia burgdorferi, agente causal de la enfermedad de Lyme. Ehrlichia canis, microorganismo que produce la Ehrichiosis. Anaplasma platis, causante de la Anaplasmosis. Estos tres últimos agentes son todos transmitidos por garrapatas.

Las mascotas deberían ser examinadas de manera rutinaria, para verificar la presencia de estas enfermedades, cada vez que el médico veterinario atiende a su mascota. Afortunadamente para los médicos veterinarios así como para las mascotas y sus familias este diagnóstico se puede hacer fácilmente utilizando productos como el Snap 4Dx, de Laboratorios Idexx, entre otros, que le permiten al veterinario saber en 10 minutos si su animal está infectado con Dirofilaria immitis, o si ha sido infectado con la enfermedad de Lyme, la Ehrlichiosis o a la Anaplasmosis.

La razón para estos exámenes rutinarios es que estas enfermedades en general son de tipo crónico de tal manera que lo más eficiente no es curar al animal enfermo sino prevenir las infecciones.

La prevención de la infección con Dirofilaria immitis es muy fácil a través del uso de uno de los antiparasitarios de última generación de uso mensual basados en las lactonas macrocíclicas. Estas formulaciones se presentan en formas variadas como productos de uso oral o transcutáneo. El uso de collares insecticidas con efecto repelente también ayudan sin embargo no reemplazan a los tratamientos preventivos específicos.

La prevención de la enfermedad de Lyme en los Estados Unidos se hace en dos formas complementarias: a través de las vacunaciones anuales y el control de las garrapatas utilizando un ectoparasiticida mensual con efecto garrapaticida de uso tópico. Utilizando estos dos elementos se practica la estrategia “prevención/ protección”.

Para prevenir las infecciones con Ehrilchia y Anaplasma es importantísimo hacer también el tratamiento garrapaticida preventivo usando un ectoparasiticida mensual con efecto garrapaticida de uso tópico.

Este proceso de medicina preventiva contra estas enfermedades peligrosísimas para su perro y que infelizmente también afectan a nuestras familias son fácilmente controlables usando este esquema simple y directo:

Diagnóstico Rápido en la propia clínica y el establecimiento del tratamiento preventivo para Dirofilaria immitis y el tratamiento ectoparasiticida preventivo específicamente dirigido contra las garrapatas.

Su médico veterinario está entrenado y equipado para establecer este servicio con herramientas de última generación que nada mas nos permiten la aplicación práctica del viejo adagio: “Más Vale Prevenir que Curar”.

Enviado por Jorge Guerrero, DVM, MSc, PhD, DiplEVPC
Adjunct Professor of Parasitology Department of Pathobiology
School of Veterinary Medicine University of Pennsylvania
Philadelphia, PA, USA.
Agrobiotek

Visto 4339 veces

Ultimas revistas

Afiches para descarga

En Línea

Tenemos 50 visitantes y ningun miembro en Línea

Descarga Gratis

Manual de Primeros Auxilios para Mascotas

Suscríbete al Boletín

¿Quieres estar al día?

* Requerido
 

Lo más reciente

Twitter

Nuestro Facebook