Imprimir esta página

Ley para las mascotas

Valora este artículo
(0 votos)

Un punto sensible de la nueva Ley es la prohibición de una raza específica de perros basándose en su fama de “agresividad”, conseguimos este artículo que les colocamos aquí, para contribuir de alguna forma al debate que esto ha generado.

LOS PERROS AGRESIVOS
¿NACEN O SE HACEN?

Cualquier raza o tamaño de perro puede ser agresivo y llegar a morder, Joaquín Pérez-Guisado, autor principal de un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO), publicado en la Journal of Animal and Veterinary Advances, afirma que la raza NO ES EL FACTOR DETERMINANTE para que un perro sea agresivo. Las conductas poco adecuadas provienen en gran parte de la mala educación que sus dueños le dan.

Para realizar el estudio, el equipo de investigación estudio a 711 canes de distintas razas, 354 machos y 357 hembras, de los que 594 eran de pura raza y 117 mestizos mayores de un año.

El investigador señala que son los factores externos los que más influyen en la agresividad, como el que los dueños nunca hayan tenido perro, no le hayan enseñado obediencia básica, lo mimen en exceso o no empleen correctivos cuando sean necesarios. También el haber adquirido al perro como simple capricho o por sus cualidades defensivas, dejarle comida al animal de forma indefinida o dedicarle poco tiempo.

Con respecto a factores intrínsecos como la dominancia, sorprendentemente los casos de mayor agresividad se daban, en líneas generales, en aquellos perros con tamaño pequeño, sexo masculino, pertenecientes a determinadas razas o con una edad comprendida entre los 5 y los 7 años. Sin embargo, estos factores son mínimos al compararlos con la actitud de los dueños. De hecho, cerca de un 40% de las agresiones por dominancia están asociadas a dueños poco autoritarios.

Se preguntará entonces, ¿si la raza no determina la agresividad en el perro, porque se dice que hay razas más agresivas que otras? La verdad es que es un término mal utilizado, hay razas con más dominancia que otras, estas razas necesitan de personas responsables y dedicadas que les enseñen comportamiento. Siempre son los humanos los que enseñan a los perros a ser asesinos, por incompetencia o a propósito.

Por ejemplo, las razas utilizadas para guarda y custodia, no son más agresivas sino que su sentido de protección es más elevado, por ejemplo el Rottweiler que cuida y protege lo que se le encarga, aún de usted, si no le enseña quien es el dueño. Del otro lado del tamaño está el Pekinés, un perro pequeño pero muy territorial, que sin límites se convertirá en un tirano mordedor. O los Pit Bull, con alto sentido de dominancia pero que aprenden a comportarse perfectamente y convivir con cualquier otro perro si se le enseña adecuadamente, tal como nos los muestra César Millán del Programa “El Encantador de Perros” que transmite Animal Planet y que tiene varios de ellos conviviendo felizmente con otros perros.

Así que si un perro es agresivo y tiene mal comportamiento, no le endose la culpa a la mascota o a la raza, pues en la mayor parte de los casos, ella no es la responsable.

El pasado 4 de enero 2010 fue publicada en Gaceta Oficial Nº 39.338 la nueva Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, con las normas que regirán la protección, tenencia, manejo, uso y comercialización de la fauna doméstica, en nuestro caso nos concentraremos en lo que respecta a las mascotas.

Esta normativa establece responsabilidades, sanciones y penalizaciones para aquellos que la incumplan, por lo que es importante que los dueños de mascotas sepan de este nuevo instrumento legal. En esta nota les traemos un resumen de la misma.

Los invitamos a analizarla y hacerle llegar sus inquietudes a las autoridades correspondientes.

Entre los aspectos que mas resaltan está el que los dueños o los que ejerzan la tenencia de mascotas están obligados a brindarles el cuidado, protección, alimentación y medidas sanitarias adecuadas a su especie y raza, y serán responsables de daños por impericia o negligencia que causen sus animales a terceros y a sus bienes, así como de evitar eventos que puedan perturbar la tranquilidad ciudadana. También están en la obligación de retirar los desechos de sus mascotas de la vía pública, parques y demás y son responsables de su disposición final.

Los animales deberán ser registrados ante la autoridad municipal correspondiente a su lugar de residencia, reservándose la autoridad la capacidad de prohibir o restringir la propiedad o tenencia de animales que puedan considerarse riesgosos.

Con respecto a esto se restringe desde ya la propiedad y tenencia de Pitbulls, Terrier Americano, Bull Terrier Staffordshire, Terrier Americano Staffordshire y sus mestizajes y aquellos que los posean deberán tenerlos en cautividad, cumplir con los requisitos sanitarios correspondientes y adoptar medidas de aseguramiento necesario para evitar el escape de los mismos. Tanbién queda prohibida la importación, adopción, reproducción, cría y comercialización de estos ejemplares y a partir del 31 de diciembre del 2014 queda expresamente prohibida su propiedad y tenencia.

Se prohíbe específicamente: abandonar en la vía pública animales vivos o muertos, maltratarlos, agredirlos o causarles practicas que les ocasionen, sufrimiento, dolor o muerte; practicarles mutilaciones, usarlos como blanco de tiro, castrarlos sin anestesia, mantenerlos en condiciones de hacinamiento. También se prohíben estrictamente todas las actividades de peleas de perros, con sanciones severas para los que incurran en ellas. Se penalizara a los dueños que descuiden el albergue de su mascota, así como condiciones de movilidad y sanitarias que atenten con las condiciones óptimas del animal.

Queda prohibida la permanencia de la fauna doméstica en áreas de uso común de los inmuebles, así como oficinas y transporte público, excepto para los de seguridad del Estado y de asistencia. Sólo podrán circular en estas áreas acompañados de sus dueños y con sus correspondientes correas, arneses y/o bozales de acuerdo a la especie, raza o variedad. Los animales que circulen sin dueño podrán ser retenidos por las autoridades municipales, que pasados los 3 días podrán disponer del animal según sus regulaciones. Los animales declarados en estado de abandono deberán ser confinados en sitios manejados o autorizados por la instancia municipal correspondiente.

Sobre el sacrificio sin dolor, este solo debe ser aplicado por un Médico Veterinario o una persona supervisada por este y bajo ninguna circunstancia se permitirá que los niños y adolescentes presencien el acto. También podrá aplicarse en caso desituaciones como control poblacional, amenaza a la salud pública o a la integridad de las personas.

Se establecen tres tipos de sanciones, leves, graves y muy graves.

Las infracciones leves serán penadas con multas que oscilan de 20 a 39 UT (Unidades Tributarias), como no recoger los desechos del animal, el maltrato aunque no cause dolor, venta o donación sin las medidas sanitarias pertinentes, tener animales no registrados, mantener animales en espacios no adecuados.

Las infracciones graves serán sancionadas con multas que van de 40 a 70 UT, y son consideradas graves, entre otras: el maltrato que ocasione dolor o lesiones, actos de crueldad y la práctica de mutilaciones que no sean por el propio beneficio de la salud del animal. El abandono así como mantenerlo en condiciones higiénicas y sanitarias inade-cuadas, alimentación inadecuada o insuficiente de acuerdo a su especie o raza, trabajos que originen inmovilización, daño o dolor; la ausencia de la vacuna pertinente, el incumplimiento en la aplicación de tratamientos médicos prescritos por un Médico Veterinario, venta de animales enfermos. También la evaluación, control sanitario, prescripción o aplicación de tratamientos médicos y realización de cirugías por personas sin acreditación como Médicos Veterinarios o supervisados por estos.

Las infracciones muy graves acarrearan multas que van desde las 71 a 100 UT, entre estas están: maltrato que ocasione la muerte,organización y celebración de pelas de perros, esterilización o sacrificio sin dolor de animales sin Nueva Ley para Mascotas en Venezuelacontrol facultativo, el comercio ilícito de animales doméstico, el uso de animales para comerciar, distribuir o traficar estupefacientes y psicotrópicos.

Existen otras sanciones que pueden ser aplicadas de acuerdo a lo que estimen las autoridades, como por ejemplo, decomiso de los ejemplares, cierre de establecimientos, decomiso de instalaciones y equipos o instrumentos, trabajos comunales y cualquier otra medida que determine la autoridad competente, que pueda evitar, corregir o reparar el daño causado.

La Ley establece un plazo de 180 días desde su publicación para su aplicación y registro de los animales por parte de sus dueños, una vez transcurrido este período, las autoridades podrán ejecutar las medidas que consideren necesarias, decomisos, sanciones, penalizaciones y otras contempladas en esta ley.

Visto 4744 veces